Quince minutos en compañía de Jesús Sacramentado

Ponte en la presencia de Dios ¿Qué es eso? Pues tener en cuenta que estás con Jesús y hablar con Él con la familiaridad con la que se habla con los amigos. Haz la señal de la cruz y empieza tu oración, tu diálogo con Él, con esta oración preparatoria: “Señor mío y Dios mío, creo firmemente que estás aquí, que me ves, que me oyes, te adoro con profunda reverencia y gracia para hacer con fruto este rato de oración, Madre mía Inmaculada, San José, mi padre y señor, Ángel de mi guarda, interceded por mí” Después puedes ponerte a la escucha, y el Señor, que está frente a ti, abrirá el fuego:

Para seguir leyendo clic en el siguiente enlace:                                                              Quince minutos en compañía de Jesus Sacramentado

 

Oremos

Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, yo te adoro profundamente y te ofrezco el Preciosísimo Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de nuestro Señor Jesucristo, presente en todos los Sagrarios del mundo, en reparación de los ultrajes con los que El es ofendido. Por los méritos infinitos del Sagrado Corazón de Jesús y del Inmaculado Corazón de María, te pido la conversión de los pecadores.

Esta es la oración enseñada por el Ángel a los videntes de Fátima mientras sostenía un cáliz sobre el cual flotaba una hostia consagrada de la cual caían gotas de sangre:

 

 

¿Quién lidera el mundo?

Clic en la imagen

La adoración eucarística fue la universidad de mi vida, de ella aprendí el silencio, la teología de la historia. ¿Quién lidera el mundo? ¿Trump, Macrom, la Merkel? No, el mundo es guiado por ese pequeño e indefenso pedazo de pan, que parece no hablar. En la medida de nuestra costumbre con Él, la Eucaristía nos habla continuamente y nos revela ciertos horizontes que nuestro diario afán ni siquiera sabe cómo conocer. Durante la adoración eucarística podemos ver los horizontes del universo, de la caridad universal del Padre, los horizontes de su abajamiento a los infiernos del mundo para elevar al pueblo a su rostro y a su beso. Sí, bésame Señor con los besos de tu boca, así comienza el Cantar de los Cantares. En la Eucaristía y en la adoración eucarística, besa Él continuamente a nuestra humanidad y nos lleva de nuevo a la experiencia conyugal de nuestro sacerdocio. Espero que haya más centros de adoración perpetua en nuestra diócesis. Pido a Nuestra Señora en este Año Santo del Ghiara, que crezcan los lugares de peregrinación en nuestra diócesis, como una vigilancia suprema y ayuda a los pobres. ¿No puede nuestra fraternidad renacer de todos estos caminos? Profundizando nuestra pertenencia a Cristo y a la Iglesia, nosotros, que somos un cuerpo, un espíritu, que tenemos una sola esperanza, como dice San Pablo, en la carta a los efesios, descubrimos ser miembros unos de otros porque somos miembros de su cuerpo. 

Mons. Massimo Camisasca, Obispo de Reggio Emilia, Italia,

Mayo 4, 2019

Un poco de historia

 

Inauguración de la Capilla

La Adoración Eucarística Perpetua en La Coruña. Fue inaugurada el pasado 25 de febrero de 2016 después de dos meses de predicación en las eucaristías de sábados y domingos realizadas por el sacerdote misionero de la Santísima Eucaristía D. Justo Antonio Lofeudo que se dedica a abrir capillas de Adoración Perpetua por toda España. Cada fin de semana predicaba y hacía la invitación en una parroquia distinta.

Homilía de monseñor Barrio

Galería de imágenes

 

Esta puerta permanece abierta día y noche. Si entras por ella te encuentrarás con Jesús.

 En estas capillas se expone al Señor en la custodia para su adoración las 24 horas del día los 365 días del año, de ahí la denominación de Perpetua.

En este momento contamos con 350 adoradores inscritos más otros muchos que van a visitar al Señor sin estar inscritos, pues la capilla permanece abierta las 24 horas para todo aquel que quiera acercarse.

Esta capilla hace el número 42 de las existentes en España y la primera en Galicia de esta modalidad, siendo característica de estas capillas que los turnos y su organización sea atendida por laicos.

Se cuenta con un Coordinador General, 4 Coordinadores de turno (madrugada, mañana, tarde y noche) y 24 Responsables de Hora, uno por cada hora del día.

Se pide a cada persona que se quiera inscribir una sola hora de adoración a la semana, aunque si lo desea puede hacer más horas. La condición es que esa hora sea siempre a la misma hora y el mismo día de la semana.

Normalmente los turnos están concurridos por varias personas aunque hay horas difíciles en las que hay menos adoradores, pero el Señor nunca ha de quedar solo.

Una ausencia al turno o unas vacaciones no han de ser óbice para inscribirse ya que se cuenta con personas dispuestas a hacer suplencias en cualquier turno.

Las gracias que se obtienen de la adoración son infinitas  siendo del todo imposible no ser alcanzado por ellas, como estar expuesto al sol y no sentir su calor.